Inteligencia Emocional y Emociones I

      No hay comentarios en Inteligencia Emocional y Emociones I

La entrada de hoy gira en torno a dos conceptos que particularmente han significado mucho para mí, la Inteligencia Emocional y las emociones. Son dos elementos que forman parte de la vida de todos, muy especialmente de la mía, ya que fue sobre lo que versó mi Trabajo de Fin de Máster (TFM). Hoy os invito a todos y a todas, a que conozcáis un poco más estos términos.

¿Qué es la Inteligencia Emocional?

         El término Inteligencia emocional se hizo popular con la publicación de un libro en 1995 con el mismo nombre, escrito por el psicólogo Daniel Goleman. Sin embargo, el propio Goleman reconoce en su obra que el término de Inteligencia Emocional no fue creado por él, sino que ya aparece en trabajos previos de los autores Salovey y Mayer (Extremera y Fernández-Berrocal, 2003).

Definamos la Inteligencia Emocional según los autores mencionados:emociones

La habilidad para percibir, valorar y expresar emociones con exactitud, la habilidad para acceder y/o generar sentimientos que faciliten el pensamiento; la habilidad para comprender emociones y el conocimiento emocional y la habilidad para regular las emociones promoviendo un crecimiento emocional e intelectual.

¿Qué son las emociones?

         Una vez definida este tipo de inteligencia, quizás nos hagamos una pregunta más simple y fundamental para entender este concepto: ¿qué son las emociones?

A continuación, os presento varias definiciones del concepto emoción:

  • Alteración intensa y pasajera de nuestro ánimo.
  • Sentimiento producido por un hecho, una idea, un recuerdo…
  • Una emoción es un estado complejo del organismo caracterizado por una excitación o perturbación que predispone a una respuesta organizada. Las emociones se generan como respuesta a un acontecimiento externo o interno (Bisquerra, 2016).

         En definitiva, podemos decir que una emoción es algo que ocurre en nuestro organismo, en nosotros, producida por algo que ocurre en el exterior o nuestro interior y que provoca una respuesta.

Algunas formas de cuidar nuestro estado emocional

  • Dedicarnos tiempo a nosotros mismos, a mimarnos.
  • Compartir nuestro tiempo con los demás.
  • Reservar un espacio en nuestra agenda para desconectar, fuera móvil, fuera trabajo…
  • Hacer ejercicio moderado.
  • Cuidar nuestra alimentación.
  • Reír y si puede ser a carcajadas, mejor.

Si os ha gustado esta entrada, realiza tu comentario y comparte con tus amigos/as.

¡Muchas gracias por leernos!

Lda. Psicología – Mtr. Orientación Educativa
Psicóloga en la especialidad de Orientación Educativa, ejerciendo dicha profesión siguiendo un proceso atencional individual y/o grupal especializado de ayuda en la búsqueda del desarrollo personal completo. También mediante la impartición de talleres para niños y familias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *