Menú Cerrar

Libro: Donde mis pies me lleven

A veces cuando perseguimos un sueño, se nos cruzan otros por el camino. Opositar no es nada fácil, menos aun cuando trabajas y, si encima sacas al mercado un libro (meses antes del examen)… ¡Menos todavía! Este es el caso de Erika, muchos/as de vosotros/as ya la conocéis porque hace unos meses nos contaba en Psicondos su experiencia como enfermera. 

Donde mis pies me lleven

   Hoy vengo a presentaros su libro, Donde mis pies me lleven. En él nos cuenta la historia que comenzó a escribir con gran entusiasmo en su blog. Sin esperarlo, acabó materializada en un libro lleno de humor, momentos tristes y alegres que van acompañando al “garabato” de Gabriela en la búsqueda de ese príncipe azul. 

La protagonista, Gabriela

   Ella es Gabriela (Gabe), una enfermera un poco alocada, alegre, sensible y con un humor que llegará a conquistarte. Es esa persona que te gustaría tener cerca y con la que nunca te aburrirías. Gabriela está dispuesta a encontrar a su príncipe azul, aunque no cuenta con la suerte que le gustaría. 

La historia

   Donde mis pies me lleven es un libro ameno en el que la protagonista va desenredando (o enredando, según se mire) ese “garabato” mental que tanto la caracteriza.

   Ella es enfermera, por lo que el hilo conductor de la obra gira en torno al mundo de la enfermería, mostrando lo bonito de dicha profesión. Pero, también podremos comprobar lo complicado que resulta lidiar con algunas circunstancias. Siendo, en ocasiones difícil separar la vida profesional de la personal y, aunque llevemos muchos años a la espalda, hay casos que siempre te marcan.

Donde mis pies me lleven

El libro

   Nos encontramos ante una obra que cuenta con 271 páginas, contando los agradecimientos. Pero, en realidad, cuando terminas de leerlo, parece que tenía bastantes menos.

   Está narrado por la propia protagonista, de una forma tan cercana que hará que te zambullas de lleno en la vida de Gabe. Aunque, en algunos momentos, aparecerá un segundo narrador para contarnos algunos sucesos que acontecen cuando Gabe no está presente.

   Durante la historia aparecerán varios personajes que acompañarán a Gabe. Todos cuentan con características particulares, que nos demuestra la buena construcción que la autora, Erika, ha hecho con ellos.

   En el momento que comiences a leer, te verás atrapada/o entre las letras del libro. ¡No serás capaz de soltarlo hasta que te lo termines! Sin duda, un libro con el que podrás desconectar y echar un buen rato.

Entrevista con Erika

Donde mis pies me lleven

   Erika, primero, darte la enhorabuena por el libro y las gracias por estar, una vez más, en Psicondos.

   Para quien no lo sepa, comenzaste escribiendo en tu blog. ¿En algún momento pensaste que darías el paso y acabarías publicando tu propio libro?

   Gracias a ti por pensar en Gabriela y en mi. Es un auténtico placer formar parte de Psicondos al cual tengo mucho cariño, al concepto y las personas que forman y han formado parte de él.

   Respondiendo a tu primera pregunta, no, no pensé que nadie se fijaría en mí. Yo antes escribía en otro blog, donde hablaba de mis experiencias personales o exponía mis sentimientos. Hubo un acontecimiento en mi vida y decidí romper con todo. Entonces nació el nombre “Donde mis pies me lleven”. Ahí comencé con la misma tónica, hasta que un amigo, me animó a escribir una novela. Empecé con un primer capítulo y vi que a la gente le gustaba y ese me animó a continuar. Cuando se puso conmigo en contacto un editor de Penguin Random House, no daba crédito. Me quedé en shock.

   ¿Te resultó complicado pasar de escribir en el blog, donde recibías el feedback directo de todos/as tus lectores/as, a hacerlo de forma privada?

   Eché mucho de menos el feedback. En el blog estuvieron publicados unos cuantos capítulos y cuando empecé a escribir sin que nadie lo leyese me costó un poco más porque al final no sabes si está gustando o no. De hecho estaba muy desmotivada, hasta que por casualidades de la vida me topé con Bárbara Alves que también es escritora y me dio tal chute de energía, que terminé el libro en los tres días siguientes.

   ¿Es duro ser escritora? 

   A mi la palabra escritora creo que me queda un poco grande… no soy yo muy de etiquetas. Me identifico más con la enfermería que es para lo que he estudiado y me he preparado. Lo de escribir es un hobby que me ayuda a desconectar y me da muchas satisfacciones pero, ya te digo, que me parece algo muy grande para una novata como yo.

   Si no recuerdo mal, se lanzó la segunda edición del libro muy pronto. Creo que yo aún no lo tenía en mis manos a pesar de haberlo comprado en preventa. ¿Esperabas que tuviera tan buena acogida?

   ¡Para nada! Bueno, he de decir que di muchííímo la tabarra por redes sociales y eso ayuda a que se le dé más difusión. Mandé muchos correos electrónicos tocando puertas buscando un poco de ayuda, muchas se abrieron, pero muchas otras no.

   Eres enfermera, escritora, amante del chocolate y de la papelería bonita (como buena opositora). En Psicondos una parte muy importante, es la organización y la planificación. ¿Puedes contarnos cómo has hecho para sacar tiempo para trabajar, escribir, ir a las presentaciones del libro, a las firmas y estudiar para ese examen (que, por cierto, ¡enhorabuena por esa notaza!)? ¿Cuál es el secreto para hacerlo todo y no morir en el intento? 

Donde mis pies me lleven

   Sufriendo mucho y siendo multitarea (risas). No sé cómo lo hago, me encantaría poder compartir con vosotros el secreto pero si he de ser sincera ¡soy un auténtico desastre! Tengo agenda, plannings, listas… y al final no hago caso de nada. Voy sobre la marcha y lo que me va pidiendo el cuerpo. Con la edad he aprendido que cuando tu cuerpo y tu mente dicen “no” es “no”. Así que cuando no he tenido ganas de estudiar, me he quejado y fustigado a mí misma pero no me he forzado porque considero que estar delante de un libro sin ir a hacer algo productivo, no merece la pena. Es mejor esperar y cuando sientas que estás preparado ponerte. Yo ha habido  veces que no he hecho nada en todo el día y a las seis de la tarde me da el “arranque” y hago tres horas estupendas de concentración. Creo que cada persona es un mundo, cada mente funciona de una forma (de eso sabéis mucho más vosotros) y que cada uno tiene que buscar su método. Yo no voy ejemplo de nada, voy haciendo las cosas lo mejor que puedo.

   A lo largo del libro se puede comprobar lo difícil que resulta separar la vida profesional de la personal. ¿Es difícil dejar el trabajo en el trabajo en una profesión como es la enfermería?

   A todo se aprende. Hay casos que te tocan el corazón y es difícil separar, pero en general, esto también se aprende (siento ser tan poco original). Si nos llevásemos todos los casos a casa, todos los días, moriríamos de tristeza. Y si sólo nos quedásemos con los casos que tienen un final feliz, sería irreal. Lo mejor es mantener el equilibrio. Saber que cuando un caso sale mal, darte tu tiempo para digerirlo y continuar porque ·”the show must go on” y cuando toca final feliz, disfrutar del momento y seguir intentando hacer lo mejor posible tu trabajo. Me estoy dando cuenta, que me enrollo mucho ¿eh?

   Si tuvieras que decir una cifra, ¿qué porcentaje tiene Gabe de ti?

   Complicada pregunta. Gabe tiene muchísimo de mí, es atolondrada y responsable como yo. Se atiborra a chocolate como yo… pero quizá yo tenga la mente un pelín más fría. Pero sí, el porcentaje es alto, para que mentir.

   Gabriela, en su historia, se enfrenta a temas bastante delicados y a varias situaciones profesionales complicadas. ¿Cómo te enfrentas a situaciones como la de tu mini Príncipe Azul?

   Las historias con los niños son difíciles de gestionar. Son tan indefensos, tan ingenuos, no saben lo que les pasa, ni las consecuencias que puede tener una enfermedad de ese calibre. Al final las enfermeras nos dedicamos a cuidar, a ayudar, a consolar, pero en un turno de trabajo no estás íntegramente con un paciente, entonces no eres consciente de la carga emocional particular de un caso. Quiero decir, si trabajas en una planta de oncología infantil, tienes 16 niños a tu cargo, con esa enfermedad, no se puede focalizar toda la energía en uno, no sería justo. Me repito, equilibrio, calma e intentar hacer las cosas lo mejor posible pensando en los pequeños y su bienestar.

   Carmen, la supervisora de la clínica (o la bruja, como todas la conocen), cumple con el prototipo o la imagen que todos tenemos de supervisora. Una persona seria y fría. En la realidad, ¿cumplen ese rol tan estricto y distante como el que podemos ver en dicho personaje?

   Ese personaje está basado en una jefa que yo tuve. Pero no, no todas las supervisoras son así. Hay de todo, “como en botica”. Las supervisoras son mandos intemedios, lo que implica que tienen un jefe por lo menos por encima y luego a sus trabajadores. Al final el que presiona es el jefe supremo digamos. Pero, la mensajera es la supervisora y como dice el refranero… al final ¿a quién matan? Al mensajero.

   Ahora que nadie nos está escuchando, ¿para cuándo la segunda parte?

   Pues cuando me entre la inspiración divina. Estoy muy cansada después de éste semestre de locura máxima. Lo que no sé es que formato será, si lo iré publicando en el blog, haré una segunda parte en formato novela o me mudaré a vivir a Marte con mis historias.

   ¿Qué planes o proyectos de futuro tienes ahora en mente?

   DESCANSAR. Mi plan para este verano es descansar mentalmente, leer mucho, echarme unas siestas gigantescas y disfrutar todo lo que pueda.

   Espero que todos esos planes acaben cumpliéndose y que logres alcanzarlos. Muchas gracias por dedicar a Psicondos este ratito, Erika. ¡Espero con muchas ganas tu próximo libro!

   Gracias a ti, yo también os deseo lo mejor a vosotros. Si necesitáis una enfermera, ya sabéis donde encontrarme, a un mensaje de distancia ¡Un besazo!

Licenciado en Psicología por la Universidad de Málaga. Máster en Investigación e Intervención Social y Comunitaria. Posgrado de Sexualidad y Terapia de Pareja. Técnico en Formación y Orientación Laboral. Máster en Coaching Social para la Motivación y los Procesos de Cambio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre la protección de datos
En Psicondos los datos de tus comentarios estarán seguros
  • Responsable: Franchu Aires Hidalgo (¡Encantado!).
  • Fin del tratamiento: moderar/gestionar los comentarios y controlar el posible spam.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: Tus datos no se comunicarán a terceros, salvo por obligación legal.
  • Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.
  • Contacto: contacto@psicondos.es
  • Información adicional: Esto es solo un breve resumen de lo que podrás encontrar en la Política de Privacidad, puedes echarle un ojo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias (con finalidad funcional) y de terceros (tipo analytics) para conocer sus hábitos de navegación, para que usted, de este modo, tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para obtener mayor información para desactivarlas, para su configuración o para obtener más información. plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: